miércoles, 30 de marzo de 2016

Santa Librada

Aguada y témpera, 33x23, 2016
La Historia de Santa Liberatta o la virgen barbuda no tiene desperdicio, era hija de un rey de Portugal que quiso casarla con el rey moro de Sicilia, pero ella le pidió a Dios que la hiciera repulsiva  y el supremo no tuvo otra idea que hacerla barbuda, cosa que al monarca moro le dio un asco tremendo. Al padre de la velluda muchacha, al perder la dote, le entró una ira tremenda y la crucificó. Siempre se la ha representado con vestidos largos que tapaban su anatomía y yo me he tomado la licencia de ponerla un poquito más fresquita. Hasta el 68 del pasado siglo formaba parte del santoral pero en un concilio decidieron adelgazar la nónima de santos y le tocó a ella ese improcedente despido, con lo difícil que es llegar a santa en estos tiempos... y en cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario